Dinero web recomienda

domingo, 29 de noviembre de 2015

Mini créditos para emprender y ganar dinero online

Al hora de emprender online, aunque la inversión requerida sea pequeña, siempre necesitaremos un mínimo de dinero para poder, cuando menos, adquirir un buen ordenador y una impresora, registrar algunos dominios y pagar el primer año de algún buen alojamiento web. Con estas pequeñas adquisiciones ya seremos capaces de empezar a montar nuestro negocio online y comenzar a generar ingresos y ganar dinero.

Mini créditos

El problema es que no siempre es sencillo conseguir esa primera financiación, ese primer préstamos que nos permita dar el pistoletazo de salida a nuestra idea de negocio y empezar a emprender. Lo cierto es que las entidades bancarias piden actualmente un gran número de requisitos y avales a la hora de conceder un crédito, y las ayudas del Estado a los emprendedores son escasas y de difícil acceso. No obstante no hay que desesperar si realmente queremos emprender, porque para aquellos que no pueden ofrecer suficientes garantías a un banco existen otras alternativas de financiación, estamos hablando de los mini créditos.

¿En qué consiste un mini crédito?


Un mini crédito no es más que un préstamo de poco dinero, entre 50 y 2000 euros, al que se puede acceder sin necesidad de aportar avales ni garantías y mediante el cual, aquellas personas sin recursos pueden acceder a una pequeña cantidad de dinero y crear una pequeña empresa o negocio o cubrir puntualmente una necesidad imprevista.

La característica general de estos préstamos es que se tratan de mini créditos online, concedidos a través de Internet, de manera rápida -algunos en menos de 24 horas- y sin tener que aportar garantías o avales.

Crecimiento de los mini créditos en España


Si analizamos la situación de los mini créditos en España, nos encontramos con que comparando el presente año 2015 con el año precedente, el 2014, los mini préstamos han crecido en un 35 por ciento. Este crecimiento ha sido causado por diversos factores, siendo el principal la gran competencia existente, hecho que ha abaratado sensiblemente los costes que tiene acceder a créditos de este tipo.

¿Dónde solicitar un mini crédito?


Seguro que muchos de los que estéis leyendo este artículo habéis visto alguna vez en televisión algún anuncio de alguna entidad financiera ofreciendo dinero rápido. Lo cierto es que en el mercado hay un buen número de empresas especializadas en ofrecer mini créditos. Por poner un ejemplo mencionaremos a dos de ellas, Quebueno y Vivus, pero no hace falta que mencionemos que las lista es mucho más amplia y que las opciones son muy variadas.

¿Cuándo no conviene solicitar un mini crédito?


No obstante, a la hora de emprender es importante tener en cuenta las implicaciones que puede tener pedir un mini crédito. Es cierto que son préstamos que se conceden de forma rápida y sin necesidad de aval u otro tipo de garantías, pero los intereses y las cuotas de devolución suelen ser elevadas. Sin embargo, el principal problema de estos créditos son los intereses de demora, es decir, los costes en los que podemos incurrir si no podemos hacer frente a las cuotas de devolución, ya que dichos costes son muy elevados.

Por lo tanto, antes de solicitar un mini crédito en alguna de las entidades antes mencionadas, debemos tener la certeza de que vamos a ser capaces de hacer frente a las cuotas de devolución y, en caso de tener dudas al respecto, no solicitarlo. Si solicitamos un mini crédito y no podemos hacer frente a las cuotas, podría ocurrir que gran parte de los beneficios obtenidos por nuestro trabajo tengan que dedicarse al pago de los gastos e intereses de demora.

0 comentarios: